¿Una alternativa europea a la supremacía de Google?

Fernando Maciá sobre Wikia Search en La VanguardiaAl hilo del lanzamiento de Wikia Search, La Vanguardia me cita en un artículo que publicaba el pasado sábado el diario catalán. Su autor, Alex Barnet, se había puesto en contacto conmigo para conocer mi opinión sobre la posibilidad de que pudiera surgir en Europa una alternativa a Google, y el avance de los proyectos que se están desarrollando en este sentido.

Barnet afirmaba en su artículo que “Otra alternativa, el llamado Euro-Google, anunciado hace tres años y que debía ser un competidor continental del gigante norteamericano, hoy es un proyecto en entredicho a causa de las disputas y cambios de estrategia entre los socios” y presentaba a Wikia Search como una posible alternativa a Google. Aunque tras unos primeros días de funcionamiento es fácil advertir que cualquiera de los actuales y consolidados competidores de Google -Yahoo!, Ask o Live- están mucho más cerca de funcionar como una alternativa real a Google que esta nueva iniciativa del fundador de la Wikipedia.

Respecto a la posibilidad de que alguno de los proyectos europeos para crear un buscador pudiera fructificar en un futuro cercano, creo que en ciertas áreas, Europa ha demostrado poder liderar los avances, e Internet es un ejemplo. Si bien es cierto que Internet como red tuvo su origen en un proyecto bélico norteamericano, su desarrollo no habría sido posible si Tim Berners-Lee y su equipo no hubieran desarrollado el protocolo de la World Wide Web, el lenguaje HTML y los primeros navegadores Mosaic. Internet sería inconcebible hoy en día como simple soporte de servicios Gopher, FTP, etc.

Fue la perspectiva de la World Wide Web y la visión de Berners-Lee de no patentar esta tecnología sino de dejarla libre, la que permitió el desarrollo de Internet como lo conocemos hoy. Así que si bien el origen de la Red fue norteamericano, el salto cualitativo que dio luz al nacimiento de la Web fue una aportación europea.

Google mismo nació del encuentro fortuito entre un norteamericano, Larry Page, y un inmigrante ruso, Sergei Brin. Así que quizá deberíamos aceptar que la tecnología está ayudando a borrar las fronteras en el mundo y que los mayores avances suceden cuando la inteligencia colabora y trabaja junta en condiciones de desarrollar todo su potencial, independientemente de dónde se encuentre.

Respecto a la posibilidad de desarrollar otras tecnologías de indexación, evidentemente las hay. Pero Google fue capaz de crear un modelo que aúna muchas virtudes. Como nació de un proyecto estudiantil, nació sobre plataformas de software libre y podía funcionar sobre sencillos ordenadores en lugar de caros servidores, ya que su información es redundante. Esto le permitió crecer rápidamente con una arquitectura muy escalable y barata.

En segundo lugar, encontraron un modelo de monetización que convirtió a Google en un gran negocio en el que valía la pena invertir. Esto le ha permitido seguir desarrollándose a mayor velocidad que sus competidores y hoy parece casi imposible que haya una iniciativa pública o privada que pueda movilizar los recursos de innovación a ese nivel. Parece que no es cuestión de dinero (¿puede alguien imaginar a alguna empresa con más capacidad de inversión que Microsoft?) y quizá tampoco de tecnología (Google sigue invirtiendo en desarrollar su propia tecnología y cuando encuentra alguna iniciativa interesante fuera de Google, simplemente la compra).

Tanto Yahoo! con la compra de los anteriores buscadores como Microsoft deben estar invirtiendo auténticas barbaridades de dinero para hacerse con un hueco en el mercado de los buscadores, con escasos resultados porque, no obstante, Google sigue siendo el líder y no parece de momento nada vulnerable. Los usuarios tenemos una gran inercia a seguir buscando con el mismo buscador: lo tenemos en favoritos, como página de inicio, etc. Ni siquiera la integración por defecto de Live en Windows Vista parece estar afectando a Google, como antes sí lo hizo la integración de Explorer en Windows con Netscape, navegador líder durante los primeros años de Internet.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *